Soy el fenómeno Polster-gay, no soy normal ni anormal, soy paranormal,
por tanto no pierdan el tiempo ¡Oh, doctos psicólogos y psiquiatras! en investigarme.
A mi no me va la “normalidad” sintética… confío en mis dotes histriónicas,
porque soy genéticamente farandulera y biológicamente actriz.
Hay que creer en la utopía, porque la realidad ya es bastante increíble.
¿Que hay que okupar una nave? okupemos una nave espacial.
Besos paranormales.

Nastasia Rampova

logo_postales

 

No soy Cleopatra ni rastafari, soy pederastafari
y si el nuevo orden me quiere sumisa respondo con insumisión,
si el machismo me quiere cual Maruja-Diaz me trasvisto de Lisístrata,
si me quieren sobria de orden me emborracho de kaos
y si me quieren americanizar me amariconeo.
¡Que triste época la nuestra! es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

Nastasia Rampova

Anuncios